Fotografía de boda en Huesca.

THIS IS A GOOD DAY

El día de la boda de esta pareja de guapos salió espléndido, los preparativos de Pilar transcurrieron en la casa de ambos, rodeada de toda su familia incluidos los pequeños sobrinos que ya pululaban a gatas por toda la casa. Ella estaba radiante de felicidad. Mientras, Eduardo se preparó en la casa de sus padres junto con su hermana, que le ayudaron para que no le faltara ningún detalle. En la ermita de Salas, donde se celebró el enlace, ya esperaban todos la llegada de los novios.
En las inmediaciones de la ermita y en los rincones del casco viejo de Huesca nos perdimos, después de la ceremonia, para hacer una sesión de fotos que tanta ilusión les hacía, nos lo pasamos genial.
Que os vamos a contar de la celebración… con forme fue pasando la tarde el jolgorio fue creciendo hasta convertirse en una auténtica fiesta con charanga incluida.